Cómo elegir la mejor tarifa de luz

elegir-la-mejor-tarifa-de-luz

¿Eres de los que miras solo el precio del kWh? Entonces estás perdido.
Te enseñamos los errores más comunes al elegir la mejor tarifa de luz

Aunque lo creas, el súper llamativo precio del kWh no es lo único que tienes que mirar. Para poder elegir la mejor tarifa de luz y que se adapte a tus necesidades, hay otros muchos los factores a tener en cuenta. El precio del kWh es lo único que las empresas quieren que veas. Y vaya si lo consiguen.

Los tiempos cambian y las tarifas también. Las estrategias comerciales hacen creer al cliente que pagará menos en su factura si el precio del kWh es más bajo. Pero no siempre es así.

Cosas a tener en cuenta a la hora de elegir la mejor tarifa de luz

¿Sabes la potencia que tienes contratada?
¿Y la potencia que demandas realmente?
¿Sabrías decirme cuánto estás pagando de potencia en cada periodo?
¿Sabes lo que has consumido el mes pasado?
¿Conoces el consumo que hiciste en julio o en agosto del año pasado? Tanto si te fuiste de vacaciones como si no.
¿Sabes si consumes más por la mañana, mediodía, tarde, noche o fin de semana?
Conclusiones

Pues bien, si te fijas solo en lo atractivo que es el precio del kWh de una súper oferta, probablemente acabes pagando de más. Te lo explicamos.

Para elegir la mejor tarifa de luz, tienes que tener en cuenta todos los aspectos que hemos enumerado anteriormente y unos cuantos más. Todas las comercializadoras, no solo tienen una tarifa sino que tienen diversas, que se adaptan a las necesidades de cada cliente. Según tus hábitos, se te recomienda una tarifa u otra, de una comercializadora u otra. La que a ti te puede encajar a la perfección, lo más probable es que a tu vecino (ya sea empresa o particular) no le vaya bien.

Potencia contratada

¿Por qué es importante saber la potencia que tienes contratada? Por la potencia pagas un importe fijo cada mes. Dependiendo de los kW que tengas contratados, vas a pagar más o menos en tu factura de electricidad. Lo primero que tienes que saber es si la potencia que tienes contratada es la adecuada para el suministro.

Potencia demandada

Si tienes contratados 10 kW en cada periodo pero lo máximo que demandas en un año son 3,5 kW, estás tirando el dinero. Lo idóneo, es calcular la potencia que realmente utilizas y ajustar bien el término de potencia para pagar lo realmente justo. Hay varias formas de saber cuánta potencia demandas:

  • Te puedes registrar en la página web de la distribuidora de tu zona y allí puedes observar dicha demanda de potencia
  • En la factura de electricidad, aparece la máxima potencia demandada en los últimos 12 meses. Te puedes hacer una idea.
  • Nos puedes autorizar a que nos registremos en la distribuidora y lo consultamos por ti. Pregúntanos.

Precio del kW contratado

Como hemos dicho anteriormente, cada comercializadora tiene múltiples tarifas, todas ellas diferentes para cada tipo de consumidor final. Lo que ocurre es que ni usuarios ni comercializadoras las tienen en cuenta. Las comercializadoras ofrecen las tarifas que más les convienen vender y los usuarios contratan las que les parecen más económicas, que en realidad no lo son. Últimamente, en las campañas de marketing que tienen precio del kWh muy económico, lo que realmente hacen es aumentar el precio fijo de la potencia y aquí es donde el usuario comete el error en la contratación. Un precio del kWh muy atractivo, pero el cliente tiene muy poco consumo y demasiada potencia contratada. Acaba pagando bastante más en su factura de electricidad.

Consumo habitual

Es muy importante saber también lo que sueles consumir. No es lo mismo un cliente particular que tiene un consumo mensual de 150 kWh que uno que tiene 450 kWh. No se le puede aplicar la misma tarifa a los dos. Habría que buscar un equilibrio entre el precio del consumo (kWh) y el de la potencia (kW) según la que tenga contratada y demande. ¿Tú sabes lo que consumes realmente? Para tener una tarifa adecuada, deberías saberlo o deberías contactar con nosotros para que lo hagamos por ti.

Consumo en verano e invierno

No solo hay que tener en cuenta el consumo de un mes cualquiera, sino que hay que tener en cuenta el consumo de todo el año. No se puede realizar una comparativa de un cliente con una factura del mes de abril, por ejemplo, si tiene una bomba de calor en casa. El mes de abril probablemente no tenga prácticamente nada de consumo, mientras que en los meses de diciembre a marzo se dispare. Lo mismo en verano, los meses de julio y agosto, si no hay vacaciones ese año y tiene aire acondicionado, el consumo se dispara.

Discriminación horaria

También hay que tener en cuenta los hábitos horarios de consumo del cliente. Hay muchos tipos de clientes, como tarifas existen. Los hay que trabajan fuera de casa durante todo el día y prácticamente todo el consumo es durante el fin de semana: les interesa un tipo de tarifa, que teletrabajan y el consumo es constante: les interesa otro tipo de tarifa, que trabajan por la mañana y consumen por la tarde: otra tarifa diferente. También los hay que trabajan por la tarde y pasan la mañana en casa: otra tarifa. Los hay que están en casa toda la semana y trabajan el fin de semana… Para cada tipo de consumo, hay una tarifa específica y si no se aplica correctamente, al cabo del año, el incremento en factura puede ser brutal.

Conclusiones

Elegir la tarifa correcta, es todo una odisea y más para quien no tiene tiempo. Hay que tener en cuenta muchos aspectos para que el ahorro anual sea real. Y no puede haber margen de error. La suerte que tú tienes es que cuentas con nosotros y tendrás estos beneficios:

1. Ahorrarás tiempo y esfuerzo

Elegir la tarifa de luz adecuada es un proceso largo y tedioso. Como hemos explicado anteriormente, hay muchas opciones disponibles, cada una con sus propias características y precios. Compararlas todas y encontrar la mejor opción puede llevar horas, incluso días.

2. Expertos en el mercado energético

Nuestro equipo está al día de las últimas tarifas y ofertas del mercado energético. Tenemos el conocimiento y la experiencia para analizar tu consumo y necesidades, y recomendarte la tarifa que mejor se adapte a ti.

3. Ahorro real

Te ayudaremos a encontrar la tarifa entre todas las comercializadoras que te ofrezca el mayor ahorro posible en tu factura de la luz. No solo te ahorrarás dinero a corto plazo, sino que también te ayudaremos a reducir tu consumo de energía y tu huella de carbono a largo plazo.

4. Tranquilidad y confianza

Elegir la tarifa de luz adecuada puede ser un proceso complejo y lleno de dudas. Con nuestra ayuda, puedes estar seguro de que estás tomando la mejor decisión para tu hogar o negocio.

5. Servicio personalizado

Te ofrecemos un servicio personalizado y adaptado a tus necesidades. Nos tomamos el tiempo para entender tu situación y ofrecerte la mejor solución posible.


Cómo elegir la mejor tarifa de luz

¿No tienes tiempo o ganas de perderte en el laberinto de las tarifas de luz? Déjanos ayudarte a encontrar la mejor tarifa para ti.

¡Contacta con nosotros hoy mismo y empieza a ahorrar!


Te conseguimos la electricidad más barata

Scroll al inicio